diversificar crowdfunding inmobiliario

El crowdfunding inmobiliario ha abierto un abanico de oportunidades para inversores de todos los niveles, permitiendo participar en el mercado inmobiliario con una inversión inicial mucho más accesible.

Sin embargo, como en cualquier tipo de inversión, el riesgo siempre está presente. Una de las maneras más efectivas de mitigar este riesgo es a través de la diversificación. Pero, ¿cómo se puede diversificar en el crowdfunding inmobiliario? Aquí te explico cinco estrategias esenciales para lograrlo.

1. Diversificar por Promotor

Los promotores son las empresas que llevan a cabo los proyectos inmobiliarios. Diversificar por promotor significa invertir en proyectos gestionados por diferentes promotores.

Esto es crucial porque cada promotor tiene su propia experiencia, enfoque y nivel de riesgo.

Invertir en proyectos de diferentes promotores puede ayudarte a mitigar los riesgos asociados con la dependencia de la gestión o la situación financiera de un solo promotor.

Imagina que decides invertir en proyectos de tres promotores diferentes: uno especializado en viviendas de lujo, otro en edificios de oficinas sostenibles, y un tercero en la rehabilitación de propiedades históricas. Cada uno tiene su propia experiencia y enfoque en el mercado, lo que reduce el riesgo de que un problema con un promotor afecte significativamente tu inversión global.

2. Diversificar por Ciudad

El mercado inmobiliario puede variar significativamente de una ciudad a otra. Algunas ciudades pueden estar experimentando un auge inmobiliario, mientras que otras pueden estar en declive.

Diversificar tus inversiones en proyectos ubicados en diferentes ciudades puede protegerte contra los riesgos locales, como cambios en la economía local, desastres naturales o cambios en las leyes y regulaciones que afectan el mercado inmobiliario.

Supongamos que inviertes en un proyecto en Madrid, uno en Barcelona, y otro en Valencia. Al esparcir tus inversiones por diferentes ciudades, te proteges contra los riesgos asociados a las fluctuaciones del mercado inmobiliario local en una sola ciudad.

3. Diversificación por Tipo de Proyecto

Existen varios tipos de proyectos inmobiliarios, como los proyectos de deuda, rentas y plusvalía.

Cada tipo de proyecto viene con su propio conjunto de riesgos y oportunidades. Al diversificar tus inversiones entre diferentes tipos de proyectos, puedes equilibrar los riesgos y aprovechar las oportunidades que cada uno ofrece.

Imagina que en tu cartera tienes un proyecto de alquiler de un local comercial que renta un 5%, un proyecto de préstamo que renta un 10% y un proyecto de plusvalía que renta un 20%. Esta diversificación por tipo de proyecto te permite aprovechar diferentes rentabilidades expuestas a diferentes riesgos.

4. Diversificación por Tipo de Activo

Además de los diferentes tipos de proyectos, también puedes diversificar por el tipo de activo inmobiliario en el que inviertes.

Esto incluye propiedades residenciales, comerciales, garajes, trasteros, entre otros. Cada tipo de activo tiene su propio ciclo de mercado y factores de riesgo específicos.

Diversificar tus inversiones entre diferentes tipos de activos puede ayudarte a crear una cartera más estable y resistente a las fluctuaciones del mercado.

Por ejemplo, decides diversificar tus inversiones incluyendo un proyecto de viviendas unifamiliares, una inversión en un complejo de garajes y otra en una nave de trasteros. Cada tipo de activo tiene su propio ciclo de mercado y factores de riesgo, lo que ayuda a estabilizar tu rendimiento global frente a las variaciones del mercado.

5. Diversificar por Plataforma

Finalmente, diversificar por plataforma significa invertir en proyectos a través de diferentes plataformas de crowdfunding inmobiliario.

Cada plataforma ofrece una selección única de proyectos, condiciones de inversión, y niveles de servicio y seguridad.

Diversificar tus inversiones entre varias plataformas puede ayudarte a mitigar los riesgos asociados con la operativa de una sola plataforma, como la bancarrota, o cambios en las políticas de inversión.

Imagina que utilizas tres plataformas de crowdfunding diferentes para realizar tus inversiones como (Urbanitae, WeCity, Civislend o StockCrowd IN). Diversificar a través de varias plataformas te permite acceder a una gama más amplia de proyectos y reduce los riesgos relacionados con la operativa de una sola plataforma.