prestamo participativo

Si estás pensando en invertir en crowdlending inmobiliario, es fundamental entender las diferentes opciones de préstamos disponibles.

Dos de las opciones más comunes son el préstamo fijo y el préstamo participativo. Ambos tienen sus pros y sus contras, y elegir la opción adecuada puede marcar la diferencia en tu inversión.

Este tipo de préstamos los puedes encontrar en plataformas como WeCity y StockCrowdIN.

En este artículo, vamos a desglosar las diferencias clave entre estos dos tipos de préstamos, para que puedas tomar una decisión informada.

Préstamo Fijo: Estabilidad garantizada

Cuando inviertes en un préstamo fijo en crowdlending inmobiliario, básicamente estás prestando una cantidad fija de dinero a un promotor inmobiliario a cambio de un interés fijo y un plazo de devolución predeterminado. Aquí hay algunas de las características clave:

  1. Interés fijo: Con un préstamo fijo, sabes exactamente cuánto ganarás de antemano. El interés es preestablecido y no varía en función del rendimiento del proyecto.
  2. Plazo de devolución: El plazo de devolución suele ser fijo y se establece desde el principio. Esto te permite tener claridad sobre cuándo recibirás tu inversión de vuelta junto con los intereses.
  3. Consideración mercantil: En términos mercantiles, un préstamo fijo generalmente se registra como una deuda a largo plazo en el balance de la sociedad prestataria. Esto significa que la sociedad debe devolver el capital prestado más los intereses acordados en un plazo específico.
  4. Prioridad en caso de insolvencia: En caso de insolvencia del prestatario, los inversores que han otorgado préstamos fijos suelen ocupar un lugar prioritario en la lista de acreedores. Esto significa que tienen más posibilidades de recuperar parte o la totalidad de su inversión antes que otros acreedores.

Préstamo Participativo: Participación en el éxito

El préstamo participativo, por otro lado, es una opción más flexible y participativa. En este tipo de préstamo:

  1. Participación en beneficios: En lugar de un interés fijo, los inversores en préstamos participativos comparten los beneficios generados por el proyecto. Esto significa que si el proyecto tiene un buen rendimiento, puedes ganar más dinero.
  2. Mayor riesgo, mayor recompensa: Aunque los préstamos participativos ofrecen la posibilidad de mayores ganancias, también conllevan un mayor riesgo. Si el proyecto no tiene éxito, podrías recibir menos o incluso perder tu inversión.
  3. Consideración mercantil: En términos mercantiles, los préstamos participativos a menudo se registran como patrimonio neto en el balance de la sociedad prestataria.
  4. Prioridad en caso de insolvencia: En caso de insolvencia del prestatario, los inversores en préstamos participativos generalmente ocupan un lugar posterior en la lista de acreedores en comparación con los inversores de préstamos fijos. Esto significa que, en caso de insolvencia, que tienen carácter subordinado con respecto a cualquier otra deuda que tenga la empresa, situándose únicamente por delante de sus socios. Es decir, una empresa que acumulara pérdidas que la llevaran al cierre, tendía que devolver el préstamo participativo después de liquidar el resto de deudas y únicamente antes de que cobraran los socios.

¿Cuál es la mejor opción para ti?

La elección entre un préstamo fijo y un préstamo participativo depende en última instancia de tu perfil de inversor y tus objetivos financieros:

  • Si buscas estabilidad y previsibilidad en tus ganancias, un préstamo fijo puede ser la mejor opción para ti. Es ideal para inversores que desean minimizar el riesgo y prefieren saber exactamente cuánto ganarán.
  • Si estás dispuesto a asumir un poco más de riesgo para tener la oportunidad de obtener mayores rendimientos, un préstamo participativo podría ser la elección adecuada. Es perfecto para aquellos que quieren participar en el éxito de un proyecto inmobiliario y están dispuestos a aceptar la volatilidad que conlleva.

En última instancia, la diversificación es clave en el crowdlending inmobiliario. Considera la posibilidad de combinar ambas opciones en tu cartera para equilibrar el riesgo y la recompensa. Antes de tomar cualquier decisión, asegúrate de investigar los proyectos y las plataformas de crowdlending disponibles y consultar con asesores financieros si es necesario.